Parafraseando a Séneca, debemos saber hacia qué puerto vamos para que los vientos nos sean favorables, en nuestro caso, debemos saber cuáles son nuestros objetivos para tener claro el diseño de nuestra estrategia en Redes Sociales.

Hacía ya unos meses que no tratábamos en #SoMeChatES alguna temática directamente relacionada con redes sociales pero esta semana la tenemos y es a lo grande.

Pero os propongo ir un pasito más hacia adelante y analizar nuestra estrategia en redes sociales con el objetivo de vender.

Sí lo sé, como bien dice Tristán Elósegui en su post Cómo vender a través de redes sociales, las redes sociales son un canal de recomendación y no de conversión directa.

Pero, con esto y con todo, aunque no vendamos a través de ellas, sí es posible que tengamos diseñada una estrategia en redes sociales enfocada directamente al objetivo de vender.

Para desarrollar este diseño en profundidad contamos con un gran profesional que responde al nombre de Raymundo Marfil.

¿Quién es Ray Marfil?

Perfil Raymundo Marfil

Raymundo, Ray Marfil, está en esto del marketing digital desde hace más de 15 años.

En este tiempo, ha trabajado para distintas compañías a lo largo del mundo llevando a cabo distintas funciones.

Algunas de estas funciones le obligaban a enfrentar jornadas de trabajo de más de 18 horas diarias enfocadas en precios de mercado a la baja y en cumplir expectativas irreales de clientes.

Todo tiene un precio y finalmente, este ritmo y modo de trabajo le pasó factura…

Así, el pasado año, nuestro invitado, abre los ojos a otra realidad laboral en la que decide focalizar su esfuerzos en crear una marca personal fuerte.

Amparado en su marca, Ray ofrece servicios como asesor de marketing digital y speaker.

Nuevamente, aparecen en su vida los viajes por diferentes países pero, en esta ocasión, bajo un prisma de trabajo completamente satisfactorio.

Pero… esta nueva reinvención profesional no es igual a otros procesos anteriores.

¿Qué ha cambiado en este nuevo proceso de reinvención de nuestro ponente invitado?

Sencillo, la clave está en el convencimiento de que es necesario encontrar un equilibrio entre la vida profesional y la vida personal.

Dicho de otra forma, Ray se ha dado cuenta de que quiere compaginar su amor por el marketing digital con un modo de vida que le permita disfrutar de esa gran pasión por el mercadeo.

Y en estas está, animándonos a aprender a vivir un nuevo y esperanzador lifestyle.

Si después de esta introducción quieres saber más del invitado, te animo a que consultes su página web markepedia.org.

Como antesala de lo que está por venir, he preparado una introducción al tema de la estrategia en redes sociales para distintos objetivo, que Ray centrará en ventas en el Twitter chat del próximo miércoles.

Pasos imprescindibles en el diseño y consecución de una estrategia en redes sociales

Para diseñar nuestra estrategia en Redes Sociales debemos de ir avanzando por una serie de pasos previos que garanticen que esa estrategia final sea la más adecuada.

#1. Definición de objetivos de la estrategia Social Media

Como ya te mencionaba al principio, son varios los objetivos que podemos tener como fin en toda estrategia Social Media.

Sin tener claro cuál de estos objetivos es el que queremos conseguir en cada momento, no podremos avanzar en saber qué estrategia Social Media nos interesa más.

Definir en cada momento el objetivo a conseguir es la llave que nos abre la puerta de nuestra futura actuación en redes sociales.

Algunos de los objetivos entre los que tendremos que elegir son:

  1. Atraer público para desarrollar y fortalecer el reconocimiento de marca.
  2. Ofrecer un Servicio de Atención al Cliente.
  3. Aumentar el Tráfico hacia la Web.
  4. Mejorar las Ventas.
  5. Fidelizar audiencia y clientes que ayuden a afianzar la reputación online.

En función de lo que queramos conseguir, así será nuestra estrategia global y los contenidos que crearemos.

Y con esto, me refiero al tipo de contenidos y a las temáticas a tratar.

#2. Estudio del público objetivo

No publicamos para todo el mundo o mejor dicho, no todo el mundo presta atención a nuestras diferentes publicaciones.

Por este motivo, es que hemos de ser selectivos a la hora de crear y ese proceso selectivo del que te hablo, parte de una base fundamental que es saber a quién nos dirigimos.

Es lógico pensar, que la información que debemos transmistir no será igual si el target al que nos dirigimos son millennials o si son bebés.

O no será lo mismo si son madres primerizas o si son amantes de los animales.

Lo sé, en este último ejemplo la comparativa del público objetivo es muy extrema, pero quería llamar tu atención sobre el tema para hacerte ver claramente que dependiendo de a quién nos enfocamos así serán nuestras acciones de contenido.

Sabiendo en qué audiencia nos movemos, sabremos con qué temáticas son más afines, qué tipo de contenidos les hacen reaccionar mejor y qué les podemos ofrecer en cada caso para conseguir cumplir nuestro objetivo.

Imaginemos que somos una empresa de ropa de bebé, de una tacada ya sabemos que el target al que nos dirijimos es a los bebés y más concretamente a sus mamás y papás.

Sigamos imaginando que con esta audiencia, que presumiblemente estará entre los 30 y 45 años y será mayoritariamente femenina, lo que quiero es conseguir una fidelización que me ayude a afianzar mi reputación de marca.

Así tendremos
Producto: ropa de bebé & Target de público objetivo: mamás (principalmente) & Objetivo: fidelización de marca

¿Qué tipo de contenidos podré crear y compartir?

Pues además de publicitar mi catálogo de ropita de bebé en cada temporada, conseguiré mi objetivo compartiendo y/o creando contenidos que hablen de temas que les interesen o les aporten algo.

Se me ocurren algunos ejemplos:

  • Lo último en transporte de bebés para papás y mamás deportistas.
  • Los últimos estudios en técnicas de relajación de bebés que lloran mucho.
  • Gadgets más “in” relacionados con bebés.

¿Ves ahora más claramente a lo que me refiero?

Si previamente no hubiera hecho un estudio de mi público objetivo no sabría para quién ni qué contenido crear.

Ahora ya lo tengo claro, ahora ya sé de qué temas les puedo hablar.

Y lo mismo que ahora sé el tema, podré saber el tipo de contenidos que mejor funcionarán.

Pero de esto, te hablaré más en profundidad en el punto 5.

#3. Estudio de salud de Redes Sociales

Por distintos motivos, no somos igual de potentes en todas las redes sociales.

Ya el mero hecho de lo que ofrecemos, marca una mejor sintonía con unas redes que con otras.

Me explico, si lo que ofrezco es susceptible de generar un contenido muy visual quizás deba enfocar mis esfuerzos en redes sociales visuales tipo YouTube y controlar mis contenidos en una red social profesional como LinkedIn.

Imaginemos el caso de una profesora de artes creativas y manualidades.

Por lógica, el contenido que creará será 100% visual, esto es, el ideal para crear vídeos en Youtube y pinear imágenes en Pinterest.

Pero sigamos imaginando que mis perfiles en estas redes sociales son flojitos mientras que el perfil de LinkedIn (a priori, uno de los de menos peso específico en este caso) nos muestra ante nuestra audiencia como un referente de opinión en el sector de las manualidades creativas.

¿Debemos desaprovechar ese tirón en LinkedIn donde tenemos una presencia elevada y contrastada?

Eso es, la respuesta es no.

Hacer un estudio de salud de nuestras redes sociales nos permite hacer una especie de análisis DAFO que nos arroja información sumamente importante para lograr la consecución de objetivos.

Veamos otro ejemplo.

Ahora supongamos que los servicios que ofrezco son de consultoría en marketing.

En principio, lo lógico es pensar que me interesa centrarme en LinkedIn como caballo de Troya y olvidarme un poco de redes visuales ¿cierto?

Pero, ¿y si resulta que mi presencia en Youtube es super potente y parte de un visionado con cifras altísimas de vídeos tutoriales sobre conceptos básicos de Marketing?

Efectivamente, entonces tendré que primar mi presencia en YouTube porque la salud que tengo en esta red social es de hierro.

En cambio, dedicaré unos esfuerzos de contenidos más pequeños en la “a priori” red más afín que era LinkedIn.

¿Lo ves más claro ahora?

Pero espera porque no acaba aquí…

A esto hay que añadir, y esto quiero que quede claro que es una opinión totalmente personal, que considero que hay 2 redes sociales generalistas que deben estar en nuestra estrategia sí o sí.

Efectivamente, me estoy refiriendo a Twitter y Facebook.

Resumiendo: detectar cuáles son las redes más afines con nuestros posibles contenidos y nuestros objetivos marcará, irremediablemente, nuestra presencia en unas RRSS o en otras.

Pero esta batalla no va sólo de afinidad, también tendremos que testear en cuáles de esas redes sociales afines tenemos presencia y cuán fuerte es esa presencia de cara a nuestra audiencia.

Teniendo muy en cuenta los resultados de nuestro estudio de salud, seguiremos avanzando en el diseño de nuestra estrategia en RRSS.

#4 Elección de los canales óptimos y planificación de contenidos

Llegamos a este punto con algunos deberes ya hechos y que nos vienen prácticamente dados de pasos anteriores.

A estas alturas del partido, ya sabemos:

  • Qué objetivos nos planteamos.
  • En qué redes somos más potentes.
  • Y también sabemos lo que queremos conseguir.

De esta forma, será más sencillo ver en qué canales de Social Media debemos volcar nuestros esfuerzos.

Antes de seguir adelante, quiero aclarar que, por canales óptimos de difusión de contenidos no me estoy refiriendo exclusivamente a redes sociales.

En el lote de canales también encontramos:

  • Blog.
  • Agregadores de noticias.
  • Eventos.
  • Redes Sociales (por supuesto).

Pero en este post, estamos centrando la atención sobre las RRSS y es en ellas en quien vamos a seguir focalizados.

Saber cuáles son los horarios más convenientes en cada red social es fundamental, al igual que lo es utilizar el lenguaje adecuado en cada una de ellas.

Controlar que los contenidos que publicamos no se repitan en temáticas y ofrezcan un abanico amplio de temas de interés, es una tarea en la que debemos esforzarnos.

Para la planificación y la programación de contenidos tienes a mano mil y un herramientas y aplicaciones.

La última que he incluido en mi lista de herramientas es Blogsterapp.

BlogsterApp

#5. Creación de contenidos de calidad

Seguro que lo has oído repetir hasta la saciedad, “no vale cualquier tipo de contenido”, “el contenido de calidad y con un plus de valor para la audiencia es el preferido de Google”.

Bueno, pues siento decirte que esto es una verdad como un templo.

En un momento en el que, lo que precisamente sobran son los contenidos y en el que la palabra “infoxicación” es más que habitual deberemos estar atentos para conseguir que nuestros contenidos destaquen.

Y cuando hablo de medir la calidad de los contenidos incluyo por ejemplo un tuit mal “diseñado”.

Respetar detalles tan pequeños como no exceder de tres hashtags por tuit (lo ideal son dos) nos puede ayudar a que nuestras acciones en RRSS tengan mejores resultados.

Hablar en el idioma que se marca en cada red es otra de las premisas básicas, no nos dirigimos de la misma forma a alguien cuando publicamos en LinkedIn que cuando publicamos en Twitter.

“Localizar” contenidos de última hora y de fuentes relevantes es una tarea que debemos de hacer con mucha frecuencia.

Como te decía, al final, son los pequeños detalles los que marcan la diferencia y los lectores los detectan a la primera.

#6. Medición de resultados

Cerramos el proceso con algo de suma importancia, la medición.

No vale hacer por hacer, hay que estudiar si lo que se hace es lo adecuado o si hay que tomar medidas correctivas para reconducirnos hacia la consecución de objetivos.

Definir KPIs asociados a nuestros objetivos nos dará la pauta en muchas de nuestras acciones a controlar.

Y aquí, no solo hablo de KPIs cuantitativos como medir el número de seguidores, el número de menciones, de me gusta, de retuits, sino que también me tendré que fijar en KPIs cualitativos como los relacionados con la variación en nuestro grado de autoridad, de sentimiento hacia nuestras publicaciones,etc.

Conclusión

¿Te ha parecido interesante el artículo?

Hasta aquí, yo te he hablado en general de RRSS y objetivos pero si lo que te interesa es un estudio mucho más centrado en las ventas, te invito a que el miércoles te pases por el hashtag #SoMeChatES y disfrutes de mucho más, aprendiendo de primera mano con Ray Marfil.

Esta es la lista de preguntas que junto con el invitado hemos preparado para aclarar tus dudas.

De momento dime, ¿cuentas ya con tu propia estrategia en redes sociales? ¿Qué trucos te funcionan?
Estrategia en Redes Sociales, ¿cuentas ya con la tuya propia?
Valora este Post

Content Strategist en SEMrush España y LATAM.
Responsable de la gestión de Twitter Chats en #SoMeChatES.
Docente y speaker.