Podríamos pasarnos horas y horas mostrando ejemplos de microcontenidos para redes sociales que dejan boquiabiertos a quien los lee.

Si eres marketero o de alguna forma estás relacionado con el marketing de contenidos ya sabrás que no todos los tipos de contenidos se aprovechan tanto y tan bien como se debería.

Para hablarnos de la feliz pareja que forman los microcontenidos y las redes sociales llega Carmen Díaz Soloaga, colaboradora fetiche de este blog y profesional que sabe un rato largo de marketing de contenidos.

Vamos con ella.

¿Qué es el microcontenido? 


Anil Dash es el culpable de que esté hoy en este blog hablándote de un formato de contenido con el que convives a diario: los microcontenidos en redes sociales.

Digo que Dash es el culpable porque fue él el que acuñó este término en el año 2012, añadiendo los asuntos de los mensajes, los SMS y las URLs como mini mensajes en los que también se transmite una idea, un concepto o una marca.

Desde que las redes sociales vinieran a cambiarlo todo, cualquiera puede ser generador de microcontenidos.

Como dice Kevin Spacey, solo hace falta un smartphone para gozar de una audiencia que nos convierta en presidentes.

¡Que se lo digan a él!

Ejemplos de microcontenidos Kevin Spacey

Y es que las redes sociales se han convertido en potentes herramientas en las que no necesitas un discurso de cuatro horas a lo tipo Mao para convencer a cualquiera.

No, con 140 caracteres y una lengua afilada, son muchos los que han hecho de este formato de contenidos una herramienta para darse a conocer, debatir, vender y generar odios enconados.

Aplicado a las marcas, una buena definición de microcontenido sería equipararlo al aperitivo que precede al contenido extenso que no podemos compartir en las redes sociales.

¿Por qué incluir los microcontenidos en tu estrategia?


¿Hace falta tenerlo en cuenta en la estrategia de marketing?

¡Pues claro!

En mi batalla diaria porque las Pymes entiendan que TODO CUENTA, con frecuencia, me encuentro con que no quieren esperar a tener este documento para empezar a publicar en redes sociales.

Necesitan actuar, comentar, hacer algo.

Y lo entiendo, oye.

¿Pero qué sentido tiene publicar actualizaciones en redes sociales si no sabes qué identidad estás comunicando, qué estilo darles y qué propósito persiguen?

Tipos de formatos de microcontenidos


Los microcontenidos adquieren muchas formas, no sólo puedes verlos en las redes sociales en forma de publicación.

Además, los comentarios a las actualizaciones de otros usuarios o las campañas que se están realizando en medios más novedosos como WhatsApp, también entrarían en esta categoría.

Antes de pasar a enunciar los distintos formatos de microcontenidos, me gustaría explicarte porqué debes contar con ellos.

Ejemplos de microcontenidos Twitter Taco

Este legendario ejemplo, incluido en cualquier manual de referencia de redes sociales, ilustra muy bien que una acertada contestación puede poner a una marca como Taco Bell en la primera línea con solo dos palabras.

Su famoso “Can’t wait”, que a día de hoy acumula casi 33.000 favoritos, es ya un ejemplo de que en redes sociales, además de una imagen cuidada y profesional, hay que dejar paso a la autenticidad, la improvisación y el mundo real.

Además de hacer que en pocos segundos todo el mundo hable de tu marca (que eso es otra entrada), el microcontenido es una estrategia para derivar tráfico al blog o para hacer llegar a tu audiencia contenidos más extensos que suponen un mayor compromiso.

Por ejemplo, si estamos anunciando un nuevo ebook o white paper en las redes, lo que la mayoría de la gente hace es crear imágenes que animen a los interesados a descargarse o visitar el enlace.

Ejemplos de microcontenidos ebook

Eso está bien, pero otra forma de hacer que la audiencia se interese por lo que tienes que ofrecer es desglosar ese contenido largo en piezas más pequeñas que puedan servir de antesala y animar a los usuarios.

Ejemplos de microcontenidos Bloomberg

 

Más ejemplos de microcontenidos para sorprender y mucho a tu audiencia en RRSS

1.- Imágenes para redes sociales, microcontenidos visuales


Empezamos por el tratamiento que se da a las imágenes como formato de microcontenidos.

¿Eso no es contenido visual?

¡Sí, lo es!

Pero también es una forma de comunicar de forma rápida un mensaje, dejando espacio para una frase ingeniosa que deje a la audiencia sin palabras.

Hay muchos ejemplos de marcas que utilizan de maravilla el microcontenido en redes sociales, una de mis favoritas es Dollar Shave Club, por su comunicación sin pelos en la lengua y por el desparpajo de su fundador, Michael Dubin.

Ejemplos de microcontenidos Dollar Shave

En este caso, la marca de cuidado facial no busca comunicar sus productos, sino entretener a su fiel audiencia y generar engagement.

¿Cómo utilizar las imágenes como formato de microcontenido?

Aunque divertida, la imagen que acabamos de ver peca de uno de los muchos problemas que se aplican al microcontenido: la falta de coherencia con la estrategia de contenido global.

¿Por qué sucede?

Casi con total seguridad porque las piezas de microcontenido son producidas al margen de las grandes, esas en las que invertimos mucho tiempo hasta dejarlas perfectas.

Por el contrario, cuando hay que ilustrar una actualización en redes sociales o bien tiramos de banco de imágenes gratuito o bien utilizamos contenido de otros, que lógicamente, no nos representa.

Si haces una comparativa entre las imágenes que utiliza Dollar Shave Club en su perfil de Facebook, podrás ver cómo su estilo ha ido evolucionando con el paso del tiempo, lo que le lleva a transmitir una cierta sensación de incoherencia.

Soluciona este problema creando plantillas que puedan actualizar fácilmente los encargados de gestionar las redes sociales de tu marca.

O crea una biblioteca de contenido visual de la que poder tirar en caso necesario.

2.- Vídeo, ¡a por todas!


El vídeo es otro de los formatos de microcontenidos recurrente, eficaz y viral.

Bueno, bonito, pero no tan barato.

Aún así, son legión las marcas que lo usan en redes sociales siempre que se presenta la ocasión.

¡Incluso las marcas de lujo!

Definitivamente, se han puesto las pilas (cómo se ve que tienen un millennial al mando) y utilizan vídeos de pocos segundos para promocionarse.

¿Cómo crear vídeos como microcontenidos atractivos?

Y Gucci no es la única que ha sabido utilizar los vídeos de pocos segundos para ganar relevancia en las redes sociales.

Lowe’s es el Leroy Merlin americano.

En su perfil de Instagram comparte vídeos de escasos segundos con ideas fáciles bien enfocados a su público objetivo.

Y he aquí el truco: Identificar bien a tu audiencia.

Lowe’s sabe que se dirige a los “manitas”, aquellos aficionados a las reformas de menor tamaño que disfrutan construyendo y mejorando sus hogares.

Fresh veggies and herbs are at your fingertips with a #DIY vertical garden. Click the link in profile to get started on your planter project. #hypermade

Una publicación compartida de Lowe’s Home Improvement (@loweshomeimprovement) el

Por eso, cuida siempre que los vídeos que formen tu biblioteca de microcontenidos encajen en tu comunidad, en sus gustos, en sus intereses, y en lo que esperan de ti como marca.

3.- Texto, menos es más


Por último, el texto.

Sea corto (como en Twitter) o largo (como en Facebook), el texto debe cumplir también una función.

Eso significa que como el resto de los formatos, el texto debe formar parte del estilo, la línea editorial y los contenidos que se hayan determinado en la estrategia.

Estilo de microcontenidos, encuentra tu voz

Es fácil decir que una marca es gamberra, provocativa o auténtica.

Cuando luego te enteras que atendiendo sus redes sociales hay más de diez personas y que la audiencia no nota diez voces diferentes es todo un logro.

¿Cómo lo consiguen estas marcas? Cuidando el tono de su comunicación.

Diseñando y dando vida a una personalidad de marca, entendiendo cómo habla el arquetipo que encarna y cuál es su lenguaje.

En el ejemplo que puedes ver debajo de estas líneas, perteneciente al perfil de Twitter de la agencia americana más chula del mundo, el FBI, se cuida el tono que se espera de una organización gubernamental.

Aún así, el texto, una pieza de microcontenido, tiene un objetivo, un tono y un estilo que la hacen coherente con lo que se espera de ella.

Ejemplos de microcontenidos Twitter FBI

Todo lo contrario de lo que se espera del perfil de la policía de nuestro “pintoresco” país, que busca acercarse al internauta mediante un estilo cercano y educativo.

Otro estilo, igual eficacia.

Ejemplos de microcontenidos Twitter policia

¿Te sumas a estos formatos en redes sociales? Te espero en los comentarios para que me cuentes los mejores ejemplos de microcontenido de marcas.

Ejemplos de microcontenidos para redes sociales que atraen audiencia
Valora este Post

Carmen es Content Marketing Manager para Pymes. Entre sus habilidades destacan el diseño de estrategias de marketing, la redacción de textos web, el diseño de infografías y la gestión de contenidos en Redes Sociales.