De todos es sabido que la información puede ser un arma de doble filo y hay que manejarla con prudencia para que no acabe provocando infoxicación.

Hace ya algún tiempo os hablaba de las nuevas enfermedades aparecidas en nuestras vidas y que estaban asociadas al uso de las nuevas tecnologías.

Para recordar patologías como nomofobia, oído ipod o esqueleto de portátil sólo tenéis que pinchar en el enlace a Patologías Social Media ¿Casos de Estudio Clínico o Pandemias 2.0? 

Enfermedades 2.0 aparte, hoy quiero hablaros de los riesgos del exceso de información y de cómo seleccionar entre la multitud de fuentes existentes aquellas que son de calidad y que no nos desinformarán.

Hablemos de infoxicación

Según Wikipedia a la infoxicación también se la denomina sobrecarga informativa e infobesidad y consiste en contar con demasiada información para tomar una decisión o permanecer informado sobre un determinado tema.

Dicho esto…

¿Es la infoxicación una enfermedad digital? 

Pues todo apunta a que en un alto grado sí lo es.

En los tiempos en los que vivimos cada vez corremos más riesgo de infoxicarnos por la cantidad ingente de “ruido” informativo que hay a nuestro alrededor.

Cualquier cuestión sobre cualquier tema que se nos ocurra tiene su aclaración en la red y miles de referencias para la misma consulta nos “sacan” de dudas en un par de movimientos de ratón.

Atrás quedan los tiempos en que nos pasábamos horas tratando de localizar en la enciclopedia del salón esa información que resolvía nuestras preguntas.

Ahora simplemente con teclear el término principal (ya ni tan siquiera la frase completa es necesaria) San Google nos devuelve en algunos casos miles de resultados de búsqueda en milésimas de segundos.

Esto sería genial si no fuera porque tal cantidad de respuestas es lo que precisamente nos lleva a sufrir un elevado grado de infoxicación.

La infoxicación convierte una oportunidad inmejorable en un problema

Un exceso de información que hace que cada vez sea más difícil “escuchar” lo que realmente queremos y necesitamos y, cada vez, nos cueste más dejar de “oir” todas las “conversaciones” que distorsionan y nos provocan confusión.

En el siguiente artículo de EAE Business School nos hablan del impacto que tiene en la economía la generación de todos estos datos, así como, las oportunidades de futuro que lleva asociadas. Leer artículo.

Y ¿qué podemos hacer ante tal volumen de datos?

Pues una solución rápida y muy efectiva consiste en hacer una primera criba y elegir cuidadosamente nuestras fuentes de información en base a criterios de calidad y de confianza.

La relevancia y la credibilidad son armas para combatir la infoxicación

Y aquí se plantean dos supuestos:

  1. Que seamos particulares buscando información para saciar nuestra curiosidad.
  2. Que seamos empresas o profesionales buscando información de importancia para nuestros quehaceres no personales.

Buscando fuentes con credibilidad a través de la curación de contenidos

Vamos a aparcar para otra ocasión el caso de los ciudadanos de a pie y vamos a centrarnos en el caso de corporaciones y profesionales.

¿Es necesario tener a mano fuentes creíbles y de referencia?

¿Es necesario contar con fuentes que nos den información veraz y actual?

¿Qué criterios hay que seguir para elegir entre unas fuentes y otras?

El abanico de posibilidades es grande pero, todas estas posibilidades se cimentan en torno a una piedra angular común.

Una piedra base que soporta unos cimientos de búsqueda robustos y que eliminan, al máximo, el ruido innecesario y reducen, al mínimo, el riesgo de desinformación.

Las herramientas de gestión de contenido que nos permiten acceder a contenido de calidad sobre diferentes temas son la solución.

Algunos ejemplos:

  1. Scoop.it 
  2. Feedly 
  3. Paper.li
  4. Flipboard 
  5. Klout

Además de estas herramientas podemos ir seleccionando y guardando nuestras propias fuentes confiables y utilizar para ello herramientas como Tweetdeck o Hootsuite.

Crear listas en Twitter con las fuentes que a nuestro entender destacan, también es otra excelente opción.

Más opciones: suscribirnos a las publicaciones de Bloggers referentes en el sector para que automáticamente nos lleguen sus artículos o consultar lo que se publica en LinkedIn Pulse.

Si lo que queremos es contenido visual Slideshare es más que recomendable.

Me ha gustado la infografía que os dejo a continuación y que he encontrado en el artículo de Linda Morrir para Luis Maram titulado “Marketing de contenidos, 15 infografías” 

Esta infografía la firma Mario Lobato 

Curación de Contenidos para combatir la infoxicación

Como curar contenido por @lobatez

En resumen

Se trata de hacernos con una guía de fuentes en las que podamos confiar y de la que podamos extraer la información necesaria sin volvernos locos y sin tener que consultar miles de resultados posibles.

Buscamos el ahorro de tiempo, o mejor dicho, buscamos no malgastar nuestro tiempo en información no deseada, buscamos afinar nuestras búsquedas para separar la paja del grano y la mejor forma de hacerlo es poniendo límites de búsqueda en esa información.

Queremos ver los arboles más allá del bosque por lo que cribar y seleccionar desde el inicio de la búsqueda hace que disminuya el riesgo de infoxicación en un porcentaje bastante elevado.

¿Qué técnicas utilizáis vosotros para no sufrir de infoxicación?

Curación de Contenidos para combatir la infoxicación
5 (100%) 1 vote

Content Strategist en SEMrush España y LATAM.
Responsable de la gestión de Twitter Chats en #SoMeChatES.
Docente y speaker.

SUSCRÍBETE A MI NEWSLETTER

Política de privacidad
Sí, acepto la política de privacidad de SoMeChatES
Información básica sobre Protección de Datos

Responsable: Alicia Rodríguez Ruiz + info

Finalidad: Envío de información solicitada, gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. + info

Legitimación: Consentimiento del interesado + info

Destinatarios: Mailchimp como plataforma de envío de newsletters recibirá datos para gestionar las suscripciones.

Derechos: A acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos detallados en la información adicional. + info

Información adicional: Disponible la información adicional y detallada sobre la Protección de Datos Personales de mi web "somechat.es" en + info
SoMeChatES te informa que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Alicia Rodríguez Ruiz (SoMeChatES) como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Consentimiento del interesado.

Como usuario e interesado te informo de que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa, S.L. (proveedor de hosting de SoMeChatES) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Webempresa. El no introducir los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud.
Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@somechat.es así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi página web: somechat.es, así como mi política de privacidad.