Vaya desde el principio una aclaración (por si las moscas) sobre este post de lecciones de marketing.

Este artículo en ningún momento ha sido pensado como un reproche o recriminación para con nuestros padres y madres.

Simplemente, me ha parecido simpático hilar algunas de las frases que muchos de nosotros hemos oído desde niños y buscar su símil en forma de fundamento de marketing.

Estoy segura de que si no todas, la inmensa mayoría de las frases que se van a citar en este artículo te van a sonar y te van a arrancar una sonrisa nostálgica cargada de tiernos recuerdos.

¿Estoy consiguiendo despertar cierta curiosidad en ti?

¿Sí?

Pues adelante, sigue leyendo.

12 Lecciones de marketing que debemos a nuestros progenitores


Antes de empezar a desglosar la lista te animo a que al finalizar este post, me cuentes en comentarios cuántas de estas enseñanzas de marketing has aprendido gracias a tus padres.

Vamos con la docena de lecciones de marketing que he seleccionado para ti.

Lección 1


Pregunta: Mamá, ¿qué hay de comer?

Respuesta: Comida

En este caso, universal donde los haya, se muestra claramente una verdadera lección de marketing en modo comprensión y captura del valor del cliente.

A saber.

La madre capta perfectamente el interés (hambre) de su cliente (hijo) por el producto (comida) que ella ofrece y le proporciona una oferta variada en forma de respuesta (comida).

Nótese la variedad que se esconde tras la “suculenta” oferta donde todo es posible, desde unas alubias con sacramentos a una sopa de verduras pasando por un arroz con mejillones.

Amparada bajo el atractivo término general “comida”, la madre ejerce todas sus dotes marketeras para hacer valer en todo su esplendor su oferta.

Lección 2


Afirmación: Cuesta exactamente lo mismo hacer las cosas bien que hacerlas mal, así que hazlas bien

Esta afirmación es un ejemplo evidente de uno de los pilares del marketing y que no es otro que la creación de valor para los clientes objetivo.

Tras esta enseñanza se potencia de forma consciente la importancia de que distingamos nuestras acciones bajo parámetros de calidad.

Y, sin duda, esta apuesta por la calidad es la mejor manera de aportar valor a aquellos que van a recibir nuestras acciones.

Este consejo cobra especial relevancia en un momento en que todo parece valer y en el que nos enfrentamos a diario a una verdadera pandemia de infoxicación e infobesidad.  

Lección 3


Para dar esta lección de marketing me voy a servir de tres ejemplos.

Ejemplo 1 – Afirmación: Todos mis amigos lo hacen

Respuesta: Y si todos tus amigos se tiran por un puente, ¿te tiras tú detrás?

Ejemplo 2 – Afirmación: Pero si a Fulanita le dejan ir

Respuesta: Me da igual Fulanita, mi hija/o eres tú

Ejemplo 3 – Afirmación:  Deberías aprender de Fulanito

Si analizamos un poco en profundidad estos tres archiconocidos casos, vemos que se encuentran unidos por un nexo común y que es un principio fundamental de marketing.

En todos ellos se hace en mayor o menor medida un buen análisis del entorno.

Traduciremos entorno por amigos y/o conocidos y veremos como la preocupación parental se muestra en una clara arenga con el lema “no seas uno más y destaca de entre tus amigos por tus propias acciones” (ejemplos 1 y 2) o “brilla con luz propia como tu amigo fulanito” (ejemplo 3).

Ni Seth Godin lo dijo tan claro.

Necesitas ser diferente para triunfar pero, para ser diferente necesitas previamente saber cómo es el resto.

Analizando tu entorno podrás diferenciarte mostrando esas fortalezas que a ti te destacan y que el resto no tiene.

Aprende de Fulanito o Menganito y no te conformes con ser uno más, sé tú mismo.

Lección 4


Afirmación: Bébete el zumo antes de que se le vayan las vitaminas

Esta es una de mis frases preferidas y de mis recuerdos más entrañables.

¿Quién no se ha tomado el zumo como si fuera a autodestruirse cual invento de película de James Bond?

He de admitir que en aquel momento era incapaz de entender que además de las propiedades de la vitamina C, existía otro beneficio aún mayor en el consejo de mi madre que me ayudaría en mi futuro profesional.

Me estoy refiriendo a la forma de gestión del ciclo de vida del producto.

Lecciones de marketing ciclo vida producto

Desde que he descubierto este hecho, los zumos me saben distintos e incluso me ha servido para animarme y lanzarme a probar nuevos sabores en un claro ejercicio marketero de desarrollo de nuevos productos.

Dos fundamentos del marketing actual unidos por el simple hecho de tomar un sabroso zumito.

Impresionante, ¿no te parece?

Lección 5


Pregunta: ¿A cada una de las fiestas de los pueblos tienes que ir o qué?

¿Cuántas veces te han hecho en casa esta pregunta?

Pregunta que se veía intensificada cada vez que se acercaba el verano y las fiestas en los pueblos de los alrededores se multiplicaban cual setas en el campo.

Pues bien, esta pregunta que siempre nos parecía tan innecesaria como fastidiosa, en realidad nos estaba preparando para que ahora, años después, valoremos la apuesta del marketing por un mercado global.

Sobra decir que, ahora, en ese mercado global nosotros somos los mejores embajadores gracias a todo lo aprendido en esas fiestas estivales a las que acudíamos y en las que a base de relacionarnos con lugareños y personal llegado de tierras lejanas (también conocidos como veraneantes) nos hemos forjado una mentalidad abierta que nos permite llegar a más y pensar en “global”.

Lección 6


En esta lección de marketing vamos a incluir una serie de ejemplos con un denominador común: el marketing directo y cómo construir relaciones directas con el cliente (hijo).

Ejemplo 1 – Por teléfono – Pregunta ¿Qué tal, hija, cómo te va?

Respuesta: Bien…

Contrarespuesta: Muy bien hija, me alegro. Te paso a tu madre

Ejemplo 2 – Afirmación: Ya vendrás a mí cuando necesites algo

Ejemplo 3 – Afirmación: ¿Para qué me preguntas si vas a hacer lo contrario?

Ejemplo 4 – Afirmación: Te lo digo por tu bien

Ejemplo 5 – Afirmación: Es de bien nacidos ser agradecidos

En todos ellos vemos un claro interés por reforzar la comunicación entre las partes a fin de mejorar la relación filial.

Lecciones de marketing relaciones directas cliente

Si lo trasladamos al terreno comercial podemos extraer desde consejos para relacionarnos con nuestros posibles clientes (ser agradecido, saber escuchar, ser humilde…) hasta formas cordiales de mantener o comenzar una conversación con terceros.

Lección 7


Los dos ejemplos siguientes podemos usarlos como claras muestras de venta personal y promoción de ventas.

Ejemplo 1 – Si no te las comes, te las cenas y si no, te las desayunas

Ejemplo 2 – No aceptes caramelos de un extraño

En el ejemplo 1, vemos como un mismo producto puede ser promocionado para distintos usos (desayuno, comida o cena).

En este caso, el producto adquiere por sí mismo un valor que trasciende costumbres y se adapta a cualquier momento del día lo que le confiere un extra de valor que quizás desconocíamos.

Es más, no nos limitamos a un solo producto, sino a una serie ilimitada que nos permite un sinfín de probabilidades.

En este caso, nos da lo mismo un potaje gallego que un bacalao a la vizcaína, el caso es que nos sirve para cualquiera de las tres comidas principales.

Si no lo queremos (consideramos adecuado) para un momento dado, nuestra madre ya nos deja claro que podremos aprovecharlo en el momento que consideremos propio.

En el ejemplo 2 y gracias a este consejo, de niños aprendimos a no aceptar caramelos de extraños y de mayores seremos capaces de no aceptar contenidos de cualquiera por mucho que nos lo muestren con un envoltorio de colorines para llamar nuestra atención y “colarnos” contenido indeseado.

Quizás este ejemplo te parezca exagerado pero créeme si te digo que comprar contenido de baja calidad puede ser tan arriesgado y nocivo como tomar un caramelo de un señor que nos sonríe con apariencia amable a la puerta del colegio.

Lección 8


Afirmación: Te lo llevo diciendo años, ahora viene Menganito, te lo dice y le haces caso

O dicho de otra forma, tiene que venir el influencer de turno a decirte las cosas para que hagas caso en algo que yo llevo diciéndote toda la vida.

Seguro que coincidimos al pensar que el ahora tan de moda, marketing de influencia, siempre ha sido una bomba de relojería a punto de explotar en las relaciones entre padres e hijos.

Haber escuchado docenas de veces de boca de nuestros familiares el consabido “le crees más a menganito que a mí” ha hecho que años después seamos capaces de mirar con recelo y distinguir a un pseudo influencer a tres kilómetros a la redonda.

Cuántas gracias tenemos que dar a nuestros progenitores que desde niños nos abrieron los ojos y nos ayudaron (inconscientemente) a no caer en las redes malignas de esos influencers de pacotilla que lejos del postureo no nos aportan resultados.

Lección 9


Afirmación: Antes de salir cierra la puerta y comprueba que todos los fuegos están apagados

Afirmación: Vosotros os pensáis que el dinero cae del cielo, claro, como no os levantáis a las 6 de la mañana para conseguirlo

Afirmación: ¿Tú te crees que el dinero crece en los árboles?

Vayamos por partes.

Con el ejemplo 1 vemos como uno de los mayores pesares de todo padre es que sus hijos sepan desde la más tierna adolescencia lo que conlleva ser responsable de ciertos actos.

Esto es, te quedas en casa solo, perfecto, pero al salir asegúrate por favor de que al volver seguiremos teniendo casa porque no te has dejado el fuego encendido y ahora nuestro hogar sale en las noticias con una dotación de bomberos como actores principales.

La ética, la responsabilidad social y las buenas prácticas que propugna el marketing se ven reflejadas en este punto.

Y es que, si trasladamos lo anterior a nuestras enseñanzas de marketing, la traducción podría ser perfectamente un “antes de publicar, revisa”.

Seguro que ni se te había pasado por la mente que aquel consejo para que cerraras la puerta tenía su equivalente en marketing de contenidos.

¡Para que luego haya quien diga que el marketing no es un cúmulo de sorpresas!

En los ejemplos 2 y 3 se pone de manifiesto en toda su plenitud, la preocupación que nuestros ascendentes tienen por hacernos hombres y mujeres de bien, que no derrochan y que saben reconocer el valor de las cosas como profesionales éticos que serán en el futuro.

Lección 10


Afirmación: Pero, ¿qué he hecho yo para merecer esto?

Sí, en este listado de lecciones de marketing vía nuestros queridos padres no podía faltar el ejemplo más representativo de cómo usar el marketing emocional sin perder los papeles.

¿Quién no ha oído alguna vez en boca de sus padres la frase anterior?

Frase que acompañaba un gesto mohíno y de sufrimiento para que como hijo supieras lo que estabas provocando.

Lección 11


Afirmación: Eso que llevas, ¿es un vestido o una camiseta?

Esta pregunta es la eterna incomprendida y lo es por dos motivos:

1.- La parte receptora del mensaje (esto es, la hija) no acertaba a entender que las personas que le habían dado la vida fueran incapaces de distinguir entre un vestido y una camiseta y lo que es más, fueran tan insensibles con la moda del momento.

2.- La parte emisora del mensaje (los padres) no sabían en qué momento su niñita había pasado de niña a mujer sin que ellos se dieran cuenta. Julio Iglesias no lo explicó correctamente en su canción y esto ha creado mucha confusión al respecto.

Una vez que hemos analizado que esta pregunta no la entendía nadie, centrémonos en lo verdaderamente importante que es el mensaje marketero que encierra, y que no es otro que un ejercicio de comprensión del comportamiento de compra del consumidor (la hija) por parte de la empresa (los padres).

¿A qué ahora se ve mucho más claro?

Lección 12


Afirmación: “Porque sí” y “porque no”

Afirmación: Cuando seas padre comerás huevos

Estas afirmaciones son la mejor forma de argumentar la importancia que tiene la comunicación de valor para las empresas.

Las empresas no sólo deben crear valor para el cliente, sino que también tienen que transmitir ese valor de manera clara y persuasiva mediante la comunicación.

Con la comunicación, la empresa consigue entregar un mensaje claro, coherente y convincente sobre su organización y productos o servicios.

No debemos olvidar que hoy los consumidores están siendo bombardeados continuamente por un sinfín de mensajes comerciales desde muy distintas fuentes.

Hay momentos en que estos mensajes procedentes de diferentes medios de comunicación y con distintos enfoques, son parte de un mismo mensaje de empresa lo que hace que puedan llegar a interpretarse como contradictorios.

El riesgo de aparecer como contradictorios por no tener los canales de comunicación debidamente integrados puede afectar directamente en el valor de marca (imagen de los padres) y en las relaciones con el cliente (hijo).

Ante este problema se impone adoptar el concepto de comunicaciones integradas de marketing (IMC) con el fin de preservar la comunicación de valor para el cliente de la que hablábamos al principio.

Lecciones de marketing comunicación integrada

¿Y cómo casa lo de “porque sí” y “porque no” en todo esto?

Pues muy sencillo, porque estas dos opciones responden de forma impecable a ese mensaje claro y convincente del que te he hablado y a lograr un frente común e indivisible entre los distintos canales de la empresa (la madre y el padre).

La contundencia de estos mensajes hace que no existan fisuras en ellos, son tan contundentes como inequívocos.

Conclusión


Si has llegado hasta aquí es porque he conseguido engancharte con esta especie de juego de recuerdos que he creado en forma de artículo.

Ahora, si te parece, es hora de que recordemos juntos y una buena forma de hacerlo sería mediante los comentarios.

¿Te animas a compartirme tus recuerdos de infancia y las lecciones de marketing que has extraído de esos recuerdos?

Lecciones de marketing que aprendemos de nuestros padres
5 (100%) 2 votes

Content Strategist en SEMrush España y LATAM.
Responsable de la gestión de Twitter Chats en #SoMeChatES.
Docente y speaker.

SUSCRÍBETE A MI NEWSLETTER

Política de privacidad
Sí, acepto la política de privacidad de SoMeChatES
Información básica sobre Protección de Datos

Responsable: Alicia Rodríguez Ruiz + info

Finalidad: Envío de información solicitada, gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. + info

Legitimación: Consentimiento del interesado + info

Destinatarios: Mailchimp como plataforma de envío de newsletters recibirá datos para gestionar las suscripciones.

Derechos: A acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos detallados en la información adicional. + info

Información adicional: Disponible la información adicional y detallada sobre la Protección de Datos Personales de mi web "somechat.es" en + info
SoMeChatES te informa que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Alicia Rodríguez Ruiz (SoMeChatES) como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Consentimiento del interesado.

Como usuario e interesado te informo de que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa, S.L. (proveedor de hosting de SoMeChatES) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Webempresa. El no introducir los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud.
Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@somechat.es así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi página web: somechat.es, así como mi política de privacidad.